LíderAndaluzas: claves para que las mujeres asuman liderazgos en el ámbito público

LíderAndaluzas: claves para que las mujeres asuman liderazgos en el ámbito público

“He venido al mundo a acelerar el tiempo de las mujeres.” Es la revelación que tuvo, a los 45 años, Mercedes Wullich, fundadora del portal Mujeres&Cía, y que ha hecho hoy en la conferencia que ha dado dentro del foro LíderAndaluzas, Mujer y Liderazgo, en el Centro Carmen Jiménez de La Zubia. Wullich ha sido la primera de una serie de mujeres que han expuesto sus experiencias y sus orientaciones para que las mujeres avancen hacia el liderazgo en ámbitos empresariales y políticos.

Presentado por Elisabeth Fernández, presidenta de la Asociación Comercial y Empresarial de Mujeres de La Zubia, el foro ha contado con las intervenciones de Ángeles Orantes-Zurita, directora general de la empresa La Cueva 1900, Ángela Caracuel Vera, directora del hotel Eurostars Washington Irving, Elisa Campoy Soler, gerente del grupo Altabir y presidenta de la asociación Mujeres con Iniciativa, María Pilar Fajardo, gerente de la empresa Agroindustrias Tropicales, María del Carmen Martínez, responsable de coordinación de la empresa Innofood, y de la propia Elisabeth Fernández Campillo.

El foro ha sido organizado por el Centro de Empresas José Antonio Aparicio y el Centro de Igualdad del Ayuntamiento de La Zubia, en colaboración con ACEM, y se inscribe en el marco de la implementación del primer Plan Municipal de Igualdad entre Hombres y Mujeres de La Zubia y en el marco también del plan de actividades de apoyo empresarial del Centro de Empresas José Antonio Aparicio.

Ha sido moderado por la coordinadora del Centro de Igualdad, Cristina López Gollonet, y ha tenido una extensión por la tarde, en el Centro de Empresas, con el taller Tech-Girls, dirigido a alumnas de Secundaria de La Zubia, y centrado en la ciencia, la ingeniería, las nuevas tecnologías y la robótica.

La jornada comenzaba con la conferencia de Mercedes Wullich, ‘Las mujeres como motor del cambio’. Wullich, que fundó Mujeres&Cía. para dar visibilidad a las mujeres en los medios de comunicación, ha dado consejos para el empoderamiento femenino. Previamente ha reseñado los poderes que a día de hoy están en manos de las mujeres, que siguen siendo las principales educadoras, y que pueden determinar los hábitos de consumo. Las orientaciones: hay que tener determinación, “hay obstáculos y tenemos que saberlo”; es bueno consultar a quienes tenemos cerca cómo nos ven, porque probablemente la imagen que tenemos de nosotras mismas es inferior a la realidad; para las mujeres empresarias es importante hacer red, saber que necesitamos apoyos; hay que focalizar, tirar por la borda lo que no sirve, “cuanto más ligeras de equipaje, más rápido se llega”; “centrémonos en la gente que nos hace bien”; deshazte de los mandatos; “la suerte viene, pero nos tiene que encontrar en forma”; es importante tener un plan b, porque así se puede negociar con más libertad; y es importante tener “una habitación propia, que se pueda cerrar con llave y que sea nuestro espacio”.

Son algunas de las claves que ha dado Mercedes Wullich para el empoderamiento de la mujeres, en las que ha tenido en cuenta a las mujeres de ciudades medias como La Zubia. “El eje del empoderamiento está en buscar un espacio para pensar dónde queremos estar, y tener determinación para llegar a los objetivos. No me gusta decir que la que quiere puede, es voluntarista. Hay muchos tipos de mujeres, diferentes posibilidades… Lo que sí creo es que las mujeres que tenemos la posibilidad de hacer y de contar, tenemos un compromiso con aquellas que no tienen esas oportunidades”.

Y ha tenido un recuerdo para las mujeres de entornos rurales, “entornos que siguen siendo muy masculinos”. “Mujeres que tienen una mochila enorme de carga de trabajo, y de futuro.”

Considera que el movimiento mundial ‘Me too’ “ha tenido un impacto tan fuerte, que todas las mujeres, las mayores, las rurales, las excluidas, se han sumado y se sienten integradas”. Y se alegra de estar viviendo este momento de movilización internacional. “Siempre que me preguntan qué prisa tenemos, respondo que toda la prisa del mundo. Los cambios los quiero ver en vida, quiero que afecten de manera positiva a mis hijas, a mis nietas, a las de mis vecinos. Es una cuestión de justicia, y no hay marcha atrás”, afirma, y advierte de que habrá retrocesos. “Tenemos que estar en alerta y les va a resultar muy difícil ponernos palos en la rueda”, ha concluido.

Deja un comentario

Top