Las telaras y los alpargateros sacaron a La Zubia adelante en la Guerra Civil

Las telaras y los alpargateros sacaron a La Zubia adelante en la Guerra Civil

Las investigaciones realizadas por el CEI Al-Zawiya han demostrado la importancia de estos trabajos para los zubienses en la época de la posguerra ya que, gracias a ellos, los vecinos del municipio pudieron seguir adelante dignamente en un momento tan duro para el país.

El CEI Al-Zawiya (Grupo de Investigación de Arte y Patrimonio de La Zubia), trabajan junto a la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de La Zubia, en un proyecto sobre cultura inmaterial, para el Ministerio de Cultura, Educación y Deporte. Se trata de un trabajo de investigación sobre los oficios tradicionales que se desempeñaban en periodo de posguerra en el municipio, y la importancia del papel de la mujer en ellos.

Rosa Gamero, concejala del área de Cultura del Ayuntamiento de La Zubia, destaca la importancia de este estudio para conocer mejor la historia de nuestro municipio y, así, mejorar el conocimiento que tenemos de los oficios que se han realizado siempre en La Zubia, como es el caso de las telaras. Actualmente, contamos con una asociación de mujeres que se dedican a transmitir el legado de este trabajo.

Los telares artesanales o alpargatería, fueron oficios muy arraigados y de gran importancia para los habitantes del municipio. La fábrica de alfombras “La Alpujarreña”, cuyos diseños llegaron hasta la Casa Real, supuso una revolución económica y ayudó a que los vecinos de La Zubia pudieran subsistir en mejores condiciones a la posguerra civil.

La manufacturación artesanal de alfombras dio trabajo a gran parte de los zubienses, la mayoría mujeres, lo que suponía un segundo sueldo para muchas familias. Por ello, su existencia está indudablemente ligada a la historia de La Zubia. Actualmente aún sigue en funcionamiento y es la última fábrica artesanal de alfombras de España. Irene López, historiadora del CEI Al-Zawiya, explica que “el proyecto se está enfocando desde un punto de vista de género, donde se quiere resaltar la independencia económica que las mujeres del municipio lograron, durante la época de posguerra”. Los antiguos secaderos de tabaco, que ahora se encuentran abandonados, son otro ejemplo de oficio artesanal que brindó una resolución económica a los zubienses. Aun así, la disposición de trabajos en la mayoría de oficios, estaba condicionada por el pensamiento de diferencias entre hombres y mujeres.

Desde el CEI, aseguran que se trata de un proyecto riguroso, basado en muchas horas de esfuerzo e investigación, que además competirá a nivel estatal por una subvención para cultura inmaterial.

 

Deja un comentario

Top