El último alcalde de la República tiene su espacio en el salón de plenos

El último alcalde de la República tiene su espacio en el salón de plenos

El Ayuntamiento de La Zubia ha dado un paso más en la recuperación de la memoria democrática del municipio, con el homenaje a Francisco de Paula Pérez López, último alcalde democrático de la II República. Su hija, Virginia Pérez Melgarejo, actualmente con 84 años de edad, ha descubierto el cuadro dedicado a su padre, junto al actual alcalde, Antonio Molina, y otros miembros de la familia.

El cuadro, realizado por el artista José Galán Polaino, uno de los mejores acuarelistas de Europa, cuelga desde ahora en las paredes del salón de plenos del Ayuntamiento de La Zubia.

Antonio Molina ha afirmado que este “uno de los mayores honores” que ha tenido como primer edil de La Zubia, en un acto en el que ha estado acompañado por la responsable municipal de Cultura, Rosa Gamero, por la historiadora granadina Antonina Rodrigo, y por Luis Melgarejo, que ha repasado la vida de Francisco de Paula.

El último alcalde de la República nació en 1907. Con 26 años se casó con Teresa Melgarejo Rienda, con la que tuvo, en 1935, su única hija, Virginia, que quedó huérfana a los pocos meses, cuando su padre fue fusilado, y huérfana de madre a los dos años. Francisco de Paula Pérez López era de profesión alpargatero. Vivía en la actual calle Federico García Lorca, conocida como ‘Barrialto’, justo en frente del telar. Después se trasladaron a la calle Atarazana, justo al lado de donde hoy vive su hija Virginia, casa que aún sigue en pie, y donde una noche lo fueron a buscar para nunca más volver.

Francisco de Paula fue destituido como alcalde por las autoridades golpistas el 21 de julio de 1936. De este dato hay constancia en el archivo municipal. No así de otros datos relacionados con los gobiernos democráticos de la Segunda República.

Luis Melgarejo ha recordado también la figura de Manuel Vargas Hernández, antecesor en el cargo de Francisco de Paula, que también fue fusilado.

El actual alcalde, Antonio Molina, ha expresado su deseo de que también Manuel Vargas tenga un retrato en el salón de plenos municipal, y “que los alcaldes democráticos tengan el reconocimiento que se merecen en este espacio democrático”. Precisamente un primo hermano de Manuel Vargas, hijo de una hermana de su padre, Diego Díaz Pérez, acabó siendo el segundo alcalde de La Zubia en la actual democracia, y fue el responsable de la construcción del actual ayuntamiento.

La intervención de Luis Melgarejo Sánchez, completa:

Deja un comentario

Top