El XVI festival de Poesía en el Laurel clausura recordando la importancia de la mujer en la sociedad

El XVI festival de Poesía en el Laurel clausura recordando la importancia de la mujer en la sociedad

Más de 300 personas disfrutaron de la poesía traída de diferentes puntos del mundo, acompañada de dos magníficos artistas, la joven Norah Wanton y Juan Valderrama

El martes daba fin la XVI edición del Festival Internacional de Poesía en el Laurel que reúne cada año a poetas, músicos y artistas de todos los rincones del mundo en el Convento de San Luis el Real, en La Zubia.

En esta ocasión, la Paz fue el guion conductor de un festival que ayer subió al escenario a grandes artistas y representaciones. Inmaculada Hernández, alcaldesa del Ayuntamiento de La Zubia como precursor de este festival recordó el tan necesario lema de esta edición “Paz, más que una palabra”, algo tan sumamente necesario en la sociedad actual y que muchas veces se olvida. “Hoy, aquí, debemos aprender que la Paz se consigue con la palabra y el arte, a través de la poesía”. Hernández quiso hacer mención especial a la gran labor que Rosa Gamero, como concejala del área de Cultura ha realizado para llevar a cabo este Festival, también a Pedro Enríquez como director del mismo.

“El ser humano es inventor, tenemos que inventar un futuro mejor, un futuro distinto” fue el mensaje principal de Federico Mayor Zaragoza, presidente de la Fundación Cultura de Paz y responsable de entregar el octavo Premio Internacional Poesía en el Laurel 2019. Mayor Zaragoza recordó la importancia de la mujer en la poesía y el mundo en general, felicitando al municipio por tener a una mujer a la cabeza del Ayuntamiento. “La piedra angular de la nueva era será la mujer, porque la mujer solo excepcionalmente utiliza la fuerza” ya que solo las palabras pueden cambiar el mundo.

La merecedora de este octavo premio fue la presidenta de la Fundación Seminario de Investigación para la Paz y presidenta de la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad, la catedrática y luchadora por la historia de la mujer Carmen Magallón Portoles.

Magallón revindicó la necesidad de mejorar el estado actual de la sociedad ya que “la paz no es la ausencia de violencia porque hay otras acciones que también matan como el hambre, la falta de acceso al agua limpia o a medicinas, la discriminación que sufren algunos grupos humanos que son discriminados por su sexo, el color de su piel, genero, cultura y edad, esto también es violencia”.

Fueron esas mismas reivindicaciones las que subieron al escenario de la mano de los poetas que recitaron sus versos en favor de la Paz. María Sanz desde España recordó la importancia de una niñez con paz, Norberto Barleand nos trasladó a las calles de su tierra natal como es Argentina, Moez Akaichi puso voz a los olvidados por la guerra de Túnez y Porfirio Salazar recordó a aquellos que se marcharon en Panamá “Ojalá que cuando el hombre proponga la paz, Dios no haya muerto”

Los acordes del piano a manos de la jovencísima Norah Wanton y los poemas musicados de Juan Valderrama pusieron el broche de oro a edición mágica y con un tema tan transcendental como es la necesidad de la Paz.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top