Una empresa pública de trabajadores con diversidad funcional mejorará el servicio de recogida y reciclaje de papel y cartón

Una empresa pública de trabajadores con diversidad funcional mejorará el servicio de recogida y reciclaje de papel y cartón

La empresa pública sin ánimo de lucro La Cartuja de Albolote se encargará desde ahora de la recogida y reciclaje de papel y cartón en La Zubia. El alcalde, Antonio Molina, y la alcaldesa de Albolote, Concepción Ramírez, han firmado esta mañana el contrato, que no supone ningún coste para el Ayuntamiento de La Zubia, y que representará una notable mejora en la prestación del servicio.

La empresa municipal La Cartuja, por su carácter público, no tiene ánimo de lucro. Como centro especial de empleo, su objetivo es la integración laboral de personas con diversidad funcional. Desde hace más de una década, viene prestando servicios de recuperación y reciclaje de cartón, papel y plástico.

El alcalde de La Zubia, Antonio Molina, ha destacado el carácter público de la iniciativa, y la mejora del servicio que se va a producir en el municipio: “Además de la retirada del papel tres veces en semana -doblamos el servicio-, todos los días va a haber una persona ordenando y limpiando, con lo que recuperamos un trabajador municipal, que venía haciendo esas funciones, para la limpieza viaria.”

El concejal de Medio Ambiente en el Ayuntamiento de La Zubia, Francisco Cámara, ha afirmado que con este contrato ganan todos. “Gana La Zubia con un mejor servicio, ganan las personas con diversidad funcional de la empresa pública, gana el medio ambiente y gana la política, porque dos ayuntamientos nos damos la mano”, ha comentado.

Además de la limpieza de los contenedores y su entorno, la empresa pública se compromete a limpiar el interior una vez al año. Y el acuerdo incluye una campaña con los comercios para que, si no pueden retirar el cartón, lo aparten para una recogida puerta a puerta.

Como ha recordado el alcalde, cuando los contenedores de cartón están llenos, los vecinos suelen depositar el cartón y papel en el contenedor tradicional, de residuos orgánicos, sumando peso a las toneladas de basura por las que el Ayuntamiento tiene que pagar, por lo que una gestión más eficaz del servicio representa también un ahorro económico para las arcas municipales.

El Ayuntamiento ha pedido también a la empresa que cuente con gente de La Zubia si lo necesita.

En la otra parte, en La Cartuja, este contrato supondrá la incorporación de al menos un trabajador más, y la percepción de unos 6.000 euros mensuales, por parte de la empresa que se ocupa del reciclaje.

Deja un comentario

Top