La piscina avanza hacia el millar de usuarios mensuales un año después de su rescate para la gestión pública

La piscina avanza hacia el millar de usuarios mensuales un año después de su rescate para la gestión pública

Este mes de octubre se cumplió el primer año de gestión pública de la piscina cubierta de La Zubia. Doce meses en los que se han emitido 1.462 carnets de usuario y han supuesto unos ingresos de 94.824 euros. En términos económicos, la actividad más rentable está siendo el aquagym, con 19.855 euros de ingresos, seguida del nado libre, con 19.200. En términos saludables, la estimación es incalculable.

Al margen de los carnets realizados, el número de entradas o baños ha subido exponencialmente hasta este mes de octubre, con 992. En octubre de 2015 fueron 338, en torno a 600 en enero o febrero, en julio ya eran 950, y 992 en octubre. Usuarios únicos, han sido 865 al mes como máximo.

La puesta en funcionamiento de la piscina supuso unos gastos, en octubre de 2015, de 25.710 euros. Un año después, octubre de 2016 ha dejado unos gastos de 13.565 euros, computando gastos de personal laboral y profesional, gasóleo y electricidad, tratamiento de aguas, y gastos de oficina y seguros. La factura de la piscina ha ido descendiendo de forma progresiva desde enero de 2016.

“Ahora que sabemos que la piscina ha supuesto una aportación municipal de 89.000 euros en este ejercicio, con 1.462 carnets de personas de La Zubia que disfrutan de este servicio, con siete empleos directos y unos ingresos que van aumentando mes a mes, está claro que apostar por este servicio público era una buena idea”, ha comentado la concejala de Desarrollo Local, Trinidad Montes.

En solo un año, la aportación del Ayuntamiento se puede reducir a 37.000 euros. “Está claro que es perfectamente sostenible, cuesta menos que el salario de un funcionario municipal”, añade la concejala de Desarrollo. “Debemos seguir haciendo realidad las inversiones que harán de la piscina todo un complejo deportivo y saludable, que prácticamente no supondrá costes para el Ayuntamiento”, apostilla.

El balance de ingresos y gastos sigue siendo negativo, pero los gastos se van ajustando a los ingresos mes a mes. Así, en octubre de 2015 el balance fue de 21.800 euros negativos, y en octubre del presente año ese balance era de solo 3.036 euros negativos.

El coste general de la piscina se ha reducido más de un 30% en este primer año. Más de la mitad se ha reducido el gasto energético. Otros datos destacados de estos primeros meses de gestión son los 200 niños que participan en la escuela municipal, o los diez puestos de trabajo creados.

BALANCE DEL PRIMER AÑO DE GESTIÓN PÚBLICA:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Top