Ganemos presenta una moción contra los Glifosatos y la promoción de la agricultura ecológica

Ganemos presenta una moción contra los Glifosatos y la promoción de la agricultura ecológica

El documento elaborado por el grupo de Antonio Molina propone un municipio libre de transgénicos por ser una amenaza para la agricultura sostenible y saludable

El Grupo Municipal de Ganemos presentó en pleno el pasado jueves 28 de enero una moción en la que proponían la declaración de La Zubia como ‘zona libre de transgénicos, libre de glifosatos y por la promoción de una agricultura ecológica.

La oposición a los cultivos y alimentos transgénicos (organismos modificados genéticamente) en la UE es muy grande y las últimas encuestas indican que el 61% de la ciudadanía europea los rechaza porque los transgénicos suponen una grave amenaza para un modelo de agricultura y alimentación sostenible y para la salud pública entrañan, además, efectos socioeconómicos negativos, amenazas como el aumento del uso de agroquímicos y fertilizantes sintéticos en la agricultura que contaminan los suelos y aguas, la aparición de malezas o insectos resistentes a toxinas de origen transgénico o la pérdida de biodiversidad, así como para la salud pública, al no aplicar el principio de prudencia. “No se sabe las repercusiones a largo plazo, alergias, aparición de nuevos tóxicos en los alimentos, resistencia a antibióticos de patógenos, la disminución de la capacidad de fertilidad y efectos inesperados.”, señala Ganemos en su moción.

Por otro lado, el documento denuncia que las grandes promesas de los transgénicos  no se han cumplido, ni han aumentado el rendimiento de los cultivos, ni han mejorado la calidad de los alimentos, ni han contribuido a solucionar el problema del hambre en el mundo, pero sí aumenta la dependencia de multinacionales que controlan el mercado de semillas modificadas y de los productos químicos asociados a base de patentes. En consecuencia, se incrementan los costes económicos a los que se enfrentan los agricultores.

Dentro de este contexto, Ganemos considera que, “con el fin de proteger nuestra cultura, nuestro medio ambiente, la economía local, una producción agraria de calidad y la salud de los ciudadanos los municipios y regiones, deben tener el derecho a decidir si los transgénicos pueden o no ser cultivados en su territorio.”. Así explican desde Ganemos la importancia de la declaración de “Zonas Libres de Transgénicos”.

El glifosato también es objeto de denuncia en la moción presentada por el equipos de Antonio Molina, pues, explican, se trata de un herbicida que fue comercializado por Monsanto con el nombre de Roundup en la década de 1970. Según el documento, en España están autorizados 125 productos que contienen glifosato.

En su moción, el grupo municipal de Ganemos señala que el uso de glifosato tiene graves impactos en el medio ambiente, puesto que afecta a los seres vivos, tanto animales como humanos, y contamina los suelos y el agua. Por otro lado, señala que tiene un impacto directo en plantas no objetivo, “pudiendo conducir a una pérdida de especies silvestre.” Por otro lado, Ganemos advierte de que su uso masivo, sobre todo asociado con los cultivos transgénicos que son tolerantes a este compuesto, hace que las “malas hierbas” se vuelvan más resistentes y sea mucho más difíciles de erradicar. “En el mundo han aparecido ya 23 especies de plantas resistentes al glifosato, de ellas cinco están en España.” Todo ello reduce aún más los ya escasos beneficios económicos de los agricultores.

La moción se hace eco del anuncio de un grupo de científicos convocados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que señalaron que el glifosato es “probablemente cancerígeno para los seres humanos”. Además, la investigación científica muestra que la exposición a plaguicidas está asociada con mayores riesgos de retraso en el desarrollo cognitivo y trastornos neurológicos e inmunológicos.

Todas estas son razones suficientes para erradicar el uso de químicos y especialmente el glifosato. Recientemente la Ciudad de Barcelona ha prohibido su uso.

La agricultura ecológica es asimismo objeto de reivindicación en la moción presentada por Ganemos en la sesión plenaria del pasado jueves. “Con la llamada “Revolución Verde” nace la agricultura industrial cuyo objetivo único es el incremento masivo de producción de alimentos, alejándose de los métodos tradicionales. Está asociada a la extensión de monocultivos y vinculada a deforestación de ecosistemas de gran valor.”, señala Ganemos en su documento, que concluye con la necesidad de aplicar grandes dosis de productos químicos como fertilizantes sintéticos y productos químicos (plaguicidas y herbicidas) con altísimos impactos ambientales como por ejemplo la contaminación del suelo, de acuíferos y cursos de agua, así como efectos en seres vivos como es el caso del declive de las poblaciones de las abejas, muchos de estos productos químicos están relacionados con enfermedades cancerígenas o actúan como disruptores hormonales en el organismo de los seres humanos. “El actual modelo de agricultura intensiva es una de las principales causas de cambio climático.”, señalan.

A la hora de indicar las ventajas de un modelo de agricultura ecológica frente a la industrial, la moción introduce el término de la Soberanía Alimentaria. “La agricultura ecológica apoya un mundo donde las empresas no controlan la cadena alimentaria, sino los productores y los consumidores. La soberanía alimentaria trata el modo en que se produce la comida y quién lo hace.”, indica Ganemos.

Por otro lado, se hace hincapié en el beneficio de los agricultores y las comunidades rurales. “La Agricultura Ecológica contribuye al desarrollo rural y a la lucha contra la pobreza y el hambre, propiciando modos de vida seguros, saludables y económicamente viables en comunidades rurales”.

“Para aumentar la disponibilidad de alimentos en el mundo y para mejorar el modo de vida en las regiones más pobres, debemos reducir inmediatamente el uso insostenible de lo que cultivamo”.

La biodiversidad es otro de los aspectos beneficiados, según la moción de Ganemos, con la promoción de la agricultura ecológica, que tiene en cuenta la diversidad de la naturaleza, desde la semilla hasta el plato, y a través de todo el paisaje agrario.

“Es posible aumentar la fertilidad del suelo sin usar sustancias químicas. La agricultura ecológica también protege la tierra contra la erosión, contaminación y acidificación mediante el aumento de materia orgánica en donde se requiera. Podemos promover la retención de agua y prevenir la degradación de la tierra.”

En cuanto al control y protección contra las plagas, la moción establece que la agricultura ecológica permite a los agricultores controlar las plagas y la hierbas espontáneas , sin usar sustancias químicas.

Y, para finalizar, Ganemos afirma que la agricultura ecológica produce resistencia: fortalece nuestra agricultura y adapta con efectividad nuestro sistema alimentario a las condiciones del cambio climático y a las realidades económicas.

“La agricultura ecológica es el camino a seguir y ahora, cuando el modelo agroalimentario predominante tambalea, tenemos la oportunidad para cambiar y apostar por la única solución de futuro. La oportunidad está ahí. La podemos aprovechar o no”, señalan los concejales de Ganemos en el Ayuntamiento de La Zubia.

 

 

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Top