Eusebio Pita coge la batuta de la Coral Yájar e inicia su renovación

Eusebio Pita coge la batuta de la Coral Yájar e inicia su renovación

Más de 25 años dedicados profesionalmente a la música avalan la experiencia del nuevo director de la Coral Yájar de La Zubia. Eusebio Pita se ha puesto al frente de la Coral de La Zubia y lo hace con un proyecto con el que relanzar a esta agrupación que lleva más de quince años representando a la localidad en los numerosos encuentros corales realizados por todo el territorio nacional, por lo que ha iniciado un proceso de incorporación  de nuevas voces y ampliación del repertorio musical.

Aunque su trayectoria artística comenzó con sus estudios profesionales de danza en las Escuelas Superiores de Danza de Madrid y Granada, así como la cátedra de Flamencología de la UGR, pronto inició de forma simultánea, sus estudios de profesor titulado en canto, conocimientos y aptitudes que hace 15 años decidió emplear en la dirección de coros en Granada y Málaga, ocupación que compagina con su trabajo en la Coral Yájar. Su formación en diferentes disciplinas artísticas hace que se complementen las unas a las otras e impriman a su trabajo un alto grado de profesionalidad.

 

  • ¿Qué hizo que decidiera compaginar el canto con la dirección de coros?

La verdad que fue casi por casualidad. Tras años de formación en el Conservatorio, logré una plaza por oposición como profesor de canto en la Red de Escuelas Municipales de la Comunidad de Madrid. Entre mis tareas, además, se incluía la dirección del coro municipal, lo que me abrió nuevos horizontes muy interesantes que acabaron seduciéndome, para unirme definitivamente a esta especialidad musical. Fue un agradable encuentro vital.

  • ¿Cómo llegas a La Zubia? ¿Cómo te encuentras con la coral Yájar?

Hace ocho años establecí mi residencia en La Zubia y, un par de años después, el fundador y anterior director de la Coral, Miguel Fernández, se puso en contacto conmigo para que impartiera clases de canto a los componentes de Yájar durante un par de temporadas. El pasado mes de abril, la coral me llamó para decirme que su director dejaba la Coral y que me proponía a mí para recoger su testigo. Acepté sin dudarlo.

  • ¿Cómo encontraste a la Coral? ¿Con qué material contabas?

coral-yajar1Cuando asumo un proyecto, considero que siempre hay posibilidades de desarrollar y avanzar, y en esta ocasión, con tan solo unos meses de trabajo, se nota un avance técnico. Cada director imprime su sello. No solo en su manera de dirigir y de entender la música. En este caso en concreto, creo que mis conocimientos y experiencia como profesor de canto, supondrá grandes beneficios en nuestro trabajo como agrupación.

Además de la Coral Yájar, dirijo otro coro en Málaga, Coral Coraxalia y en ambos, centro mis esfuerzos en el máximo rendimiento de las voces. No soy violinista, no soy fagotista, soy cantante, y no controlo de la misma manera un instrumento de una orquesta como controlo las voces.

Las voces de la Coral  Yájar tienen potencial. Es un coro de más de 25 personas pero, como coro aficionado, puede llegar a estar a un nivel muy digno.

  • ¿Cómo ha sido la acogida por parte de los integrantes del coro?

Yo la percibo como muy buena, entre otras cosas porque ya los conocía y al final acabas estableciendo relaciones personales. Según me transmiten, los cantantes van asimilando muchos conceptos y van notando grandes mejorías, lo que los anima a seguir trabajando.

Es cierto que al principio costó un poco la adaptación a mi metodología de trabajo y mi técnica, pero este proceso se ha adquirido rápidamente. Tengo que reconocer que la dinámica que imprimo en los ensayos es muy exigente, pero se les ve satisfechos e ilusionados.

  • ¿Qué te define como director de coro?

Es una pregunta compleja. Cuando comienzo con un nuevo proyecto coral, primero hago un análisis muy minucioso de los instrumentos, las voces, con lo que analizo con qué posibilidades cuento. Mi trabajo se ha centrado durante muchos años en las voces, por lo que lo conozco a la perfección. Cuando llegué en abril, busqué el repertorio con el que habían estado trabajando todos estos años y estudié cómo ampliarlo. Por otro lado, al mismo tiempo que estoy haciendo los ensayos, les estoy dando nociones técnicas, por lo que las voces a medio plazo logran una evolución positiva. Me considero muy exigente en la afinación, (el Talón de Aquiles de la mayoría de los coros), sin obviar otros aspectos esenciales de la interpretación musical.

Por otra parte, cuando propongo un nuevo tema para el repertorio les hago llegar también la historia de la canción, la vida del compositor… así logro que las voces se impliquen y hagan suyo el tema.

Finalmente, doy mucha importancia al aspecto de la musicalidad, un concepto abstracto, poco unificado, no tan técnico. La musicalidad no es solamente cantar o tocar una nota correctamente. Hay un componente que diferencia un trabajo cuando oyes una voz que logra llegarte a la piel. “La música está detrás de las notas”, (Javier Bustos), “la clave de la música está en el dominio de la paciencia” (Michael Camilo), son una muestra de los conceptos intangibles que deben estar presentes en la interpretación. Es decir, el músico tiene que estar siempre jugando entre ser fiel a lo que pide la partitura, y lo que logra imprimir personalmente. Dotarla de sentimiento. Es lo que te da la diferencia. Ahí es donde está la musicalidad. Es lo que hace que la música te haga sentir, te llene, te transmita, te emocione…

  • La musicalidad ¿es algo innato o es algo que se trabaja?

Se trata de un concepto que se puede fomentar e inculcar, como docente o director, se debe facilitar su descubrimiento… Hay personas que tienen esa predisposición, y que aunque nunca hayan estado en el ámbito de lo musical o artístico, si eres capaz de transmitirlo, probablemente lo entiendan y lo disfruten. En el coro ya hay mucha gente que está asimilando todos estos elementos. Trato de sacar lo mejor de ellos mismos, para lo que intento transmitir toda mi energía y demostrarles que pueden hacer algo realmente especial.

Durante los ensayos me transformo, no es que sea otra persona, sigo siendo el que está ahí, pero el poder sacarlo, el poder transmitirlo, el poder recibir lo que me da el coro en sonido… eso me transforma. Pueden pasar dos horas de reloj sin un minuto de descanso, que no me doy ni cuenta, y parece que el coro lo está empezando a sentir igual. El coro “engancha”.

  • No todo el mundo sabe cantar y, sin embargo, sí que puede darse que, aún sin saber cantar, quieras formar parte de un coro o una agrupación musical, ¿entonces, qué hace falta para formar parte de la Coral?

Mucha gente se autodefine como malísima, sin embargo, cuando les haces una prueba descubres que tiene afinación y tiene ritmo, que son las condiciones básicas para poder cantar, el desarrollo de la voz vendrá después. El coro está abierto a todo el mundo que tenga ganas de cantar, eso es lo más importante. Cuando llega una nueva voz, realizo un pequeño test de afinación muy fácil que todo el mundo suele superar. Y es que creo que el porcentaje de gente que no tiene oído es pequeño… Por eso, a cualquiera que quiera disfrutar de la música, de un grupo, de aprender y descubrir nuevas facetas de sí mismo, se le abre una gran oportunidad en la Coral Yájar.

  • ¿Qué objetivos te has planteado como director de la Coral?

El primero, que crezca.  El segundo, seleccionar el repertorio existente y ampliarlo. Me marco también la calidad y la realización de nuevos proyectos. Nuevas metas les ayudan a seguir ilusionados y con ganas.

  • Personalmente, ¿qué aporta formar parte de una agrupación coral como la Coral Yájar a una persona?

Mucho. Los beneficios de cantar en grupo son muchísimos. Hace poco me llegó el discurso de una catedrática de genética en el que hablaba de los numerosos beneficios de la música vocal, del canto, para el organismo, visto desde el aspecto molecular, me quedé sorprendido. Es realmente positivo para todos. A parte de eso, la música coral mejora el aspecto social y de salud de aquellos que se relacionan con ella. Te cambia, te hace sentir mejor sin duda alguna.

Por otra parte, el ratito semanal del ensayo ayuda a desconectar por completo con el día a día y disfrutar de algo satisfactorio para los que forman parte del Coro. El ritmo de conciertos, el quedar con los compañeros, convivir con ellos… conoces gente, es entretenido y divertido. Un grupo de amigos unidos por la afición musical.

 

  • ¿Cómo animamos a la gente para que se acerque a conoceros y hacer una prueba?

Solo decir, que toda aquella persona que tenga la más mínima inquietud y que se lo lleve pensando varios años, que no lo dude, que se pase, que vea cómo trabajamos y que no tenga miedo a la pequeña prueba que realizamos. Incluso puede ir a un ensayo.

La Coral Yájar ensaya cada lunes de 20 a 22 horas en la Casa Pintá, y abre las puertas de los ensayos a todas aquellas personas que sientan el más mínimo interés por la música y que quieran sentir todos esos beneficios a los que hace referencia su director. También pone a disposición los teléfonos de información 689111352 y 676306510.

Tags: , , , , ,

Deja un comentario

Top