Encuentros de Educación: Captar la atención, motivar y emocionar al alumnado serán las claves para cambiar el modelo

Encuentros de Educación: Captar la atención, motivar y emocionar al alumnado serán las claves para cambiar el modelo

Superar el sistema educativo que ya tiene más de 40 años en nuestro país, y dar respuesta a los retos que plantea el modelo del siglo XXI eran los objetivos del segundo encuentro de Educación, entre profesorado, alumnado y familias, organizado por la Concejalía de Educación del Ayuntamiento de La Zubia. Celebrado este lunes 5 de junio en el Edificio Zoco, contó, como el primer encuentro, con la presencia de Paco Olvera, inspector de Educación y miembro del Movimiento Cooperativo de Escuela Popular, y Juan de Dios Fernández, orientador escolar y profesor extraordinario de la Universidad de Granada. Las mesas han sido coordinadas por la educadora social Purificación Trujillo, y presentadas por la concejala de Educación, Cristina Molina Reyes. La primera mesa, el 22 de mayo, estuvo dedicada al acoso escolar.

Este segundo encuentro giraba en torno al modelo educativo en el siglo XXI, “un tema complejo y polémico, pues nos enfrentamos de lleno con la realidad: nuestro modelo es exactamente el mismo desde el siglo pasado, e incluso finales desde el anterior, aunque con matices”, en palabras de la coordinadora, Purificación Trujillo.

La concejala de Educación, Cristina Molina Reyes, ha manifestado su intención de retomar estas mesas de debate en septiembre, y ha anunciado que se ha formado un grupo motor de profesionales de la educación y familias “para impulsar el cambio del modelo educativo en nuestros centros de Primaria y Secundaria”.

Como quedó patente en el debate de este lunes -con la presencia de responsables de centros educativos públicos, padres y madres, AMPAS…-, desde hace más de 40 años en nuestros país, y algo más del doble en el resto de Europa, la innovación y el deseo de una escuela personalizada se lleva a cabo por parte de los profesionales más comprometidos con la Educación. Docentes que valoran la diversidad del aula, que apoyan la inclusión real, el desarrollo integral del alumnado y que dan espacio a la participación familiar y del alumnado en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Profesorado que considera “las raíces de todo buen aprendizaje el desarrollo de valores, el afecto y la competencia social”, como señaló Paco Olvera.

“Como en tantos otros ámbitos, la legislación en educación depende de la interpretación de la directiva de cada centro y del grado de implicación de su equipo docente. El currículo, la metodología a aplicar e incluso la evaluación, es susceptible de modificación si la comunidad educativa al completo se pone de acuerdo en la dirección a tomar”, explica Purificación Trujillo.

La neurociencia refuerza los resultados alcanzados al poner en marcha metodologías alternativas más centradas en evaluaciones cualitativas, personalizadas, que promueven el pensamiento divergente frente al pensamiento memorístico, y que parten de un proceso de aprendizaje colaborativo, empírico, reflexivo, que conduce a formar “los ciudadanos que hemos de dejar al mundo”, según señaló Juan de Dios Fernández.

Y aunque todos esperaban la receta mágica para empezar a aplicarlo en el centro educativo más cercano (ambos profesionales habían captado la atención de los asistentes), y con casos muy cercanos de estas alternativas en nuestro municipio, en nuestra escuela pública (ya empezaban a sentir eso de la motivación), resulta que la comunidad educativa ya estaba implicada en ese cambio.

“Empezábamos a ser parte de esa escuela diferente, de esa escuela que aboga por la personalización. Porque éramos valientes, que luchan por algo en lo que creen, que intentan cambiar el sistema con el sistema, valientes porque escucharemos muchas críticas, muchos reproches, poco apoyo… Pero si conseguimos contagiar y buscar aliados para nuestro desafío habremos cumplido con nuestra responsabilidad de hacer buenos ciudadanos, con autonomía, con iniciativa, pensamiento crítico, en definitiva, habremos cumplido con nuestra labor de educadores ya sea desde nuestro rol de padres o nuestro rol de docente”, comentaba la coordinadora de la mesa.

La conclusión de la mesa es que todo empieza a funcionar en el momento que se capte la atención y se potencie la motivación del resto de la comunidad. “Esa es la primera lección, lección aprendida con dos profesionales que después de más de 40 años de experiencia educativa siguen creyendo en su sueño, su realidad”, recuerda Purificación Trujillo, para quien la emoción cierra la tríada necesaria para un óptimo proceso de aprendizaje.

Deja un comentario

Top