El Pleno regula el vallado de solares, las cercas vegetales, pérgolas y porches para evitar la confrontación entre vecinos

El Pleno regula el vallado de solares, las cercas vegetales, pérgolas y porches para evitar la confrontación entre vecinos

El Pleno del Ayuntamiento de La Zubia acaba de aprobar una innovación al Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU), que -entre otros asuntos- regula el vallado de solares y parcelas, en función de la ubicación de la cerca, en fachada o en interior, y que pretende acabar con las numerosas cercas irregulares por exceso de altura. Busca también evitar conflictos entre vecinos, por la desregulación de las medianerías con elementos vegetales.

La innovación aprobada especifica y define las superficies máximas de ocupación y edificabilidad, determinando los elementos constructivos que computan y los que no; asemeja la separación de linderos al concepto de ‘retranqueros’, simplifica la definición de rasantes, y regula el vallado provisional de solares y parcelas, hasta ahora sometidos a criterios “interpretativos y más restrictivos aprobados en 2008, más restrictivos que el propio PGOU”, que data de 1995, en palabras de la entonces concejala de Urbanismo, Cristina Molina Reyes, que advierte de que se dan muchas irregularidades por exceso de altura de las cercas o vallas.

Como explica la concejala, se han dado problemas de convivencia entre vecinos, al no haber limitación para las medianerías con elementos vegetales. “Con la nueva regulación del cercado se persigue mayor privacidad y seguridad a las parcelas, viviendas y negocios”, defiende la responsable de Urbanismo.

La innovación regula los muros de contención, que diferencia entre contención de terreno natural, con una altura máxima de tres metros, y rellenos, con una altura máxima de dos metros. Concreta las denominaciones de sótano y semisótano en el PGOU, y la regulación de las pérgolas decorativas, estructurales y porche -que computarán a efectos de retranqueo-. Establece, además, que las construcciones auxiliares como casetas de jardinería, barbacoas o cuartos de depuradora, “solo se podrán adosar a linderos con el consentimiento, por escrito, del colindante, bajo autorización ante notario”.

Una vez aprobada en Pleno, la innovación será sometida a exposición pública conforme a la ley, para la presentación de alegaciones. Después de la exposición y tras la emisión del informe por parte de la Consejería competente en urbanismo, el Pleno aprobará la innovación definitivamente. Hasta esa aprobación definitiva, las autorizaciones y licencias urbanísticas que puedan entrar en conflicto con las modificaciones, quedarán suspendidas. Sí se autorizarán las licencias que cumplan las condiciones más restrictivas entre la normativa vigente y la innovación.

Deja un comentario

Top