El Pleno aprueba la ordenanza para proteger y garantizar el bienestar de los animales

El Pleno aprueba la ordenanza para proteger y garantizar el bienestar de los animales

El Pleno del Ayuntamiento de La Zubia acaba de aprobar la ordenanza reguladora de la ‘Tenencia, Defensa, Protección y Bienestar Animal de La Zubia’, una norma municipal que es fruto de un año de trabajo por parte de la Policía Local, coordinada por la Concejalía de Salud, y con la colaboración de la asociación Patrulla Animal, las clínicas veterinarias del municipio y el servicio de recogida de animales perdidos y abandonados. La nueva ordenanza, que supera a la anterior, de 2011, contó con la aprobación de todos los grupos políticos representados en el Ayuntamiento.

La norma pretende proteger a los animales y garantizar su bienestar en la medida de lo posible. “Lograr una convivencia lo más pacífica posible, estableciendo un conjunto de obligaciones a las personas poseedoras de los animales con el objeto de minimizar los riesgos varios que pueden suponer los animales en sociedad, intentando garantizar una convivencia social adecuada, e incidiendo en la necesidad de una tenencia responsable, tanto en el trato con el animal, como en la consideración y en el respeto hacia el resto de las personas con las que se convive en el municipio”.

El texto enfatiza la protección para el bienestar animal, entendida como “garantizar una vida conforme a su propia naturaleza y las atenciones que deben recibir en cuanto al trato, higiene, cuidado, protección y transporte, facilitando su desarrollo integral y natural”. 

“Una sociedad civilizada, moderna y avanzada, integra la convivencia de los ciudadanos y el ejercicio de sus derechos con la presencia de animales de compañía y el respeto a sus derechos”, afirmó la concejala de Salud, Cristina Molina Reyes, en la defensa de la ordenanza ante el Pleno municipal.

La concejala explicó que el nuevo texto incorporará la regulación sobre cohetes y petardos incluida ya en la Ordenanza Reguladora de la Convivencia.

El alcalde, Antonio Molina, agradeció el trabajo realizado a la Policía Local y a la Concejalía de Salud, y destacó el “carácter regulador” del equipo de gobierno, “que lleva al menos una ordenanza a cada pleno, lo que quiere decir que se están haciendo normas de funcionamiento”. “Las leyes, las regulaciones, benefician siempre a los más débiles”, comentó ante el Pleno.

La portavoz del equipo de gobierno, Trinidad Montes, explicó que La Zubia está recibiendo felicitaciones de asociaciones animalistas y colegios de veterinarios por iniciativas como las campañas de castración de animales callejeros. De la ordenanza, destacó que “es más ambiciosa y tiene más contenido que la anterior: de 38 artículos pasa a 54 y de siete capítulos pasa a 16”. 

José Miguel Del Paso, el agente de Policía Local que ha trabajado en la elaboración de la ordenanza, señala como medidas a tomar desde el Ayuntamiento la determinación de espacios reservados para el recreo y las necesidades fisiológicas de los animales, como parques caninos y ‘pipicanes’, campañas con el Colegio de Veterinarios y las asociaciones de protección y defensa animal, la realización de conferencias en centros educativos, visitas a protectoras y a centros de especies protegidas para fomentar la educación en el respeto a los animales; y la publicación de un listado de protectoras de animales en la página web del Ayuntamiento para favorecer el voluntariado y la colaboración ciudadana. 

En cuanto a la tenencia de animales en viviendas o recintos privados, no solo se hace referencia a las condiciones higiénico-sanitarias, ausencia de peligro para personas y animales, no alteración de la convivencia, o la prohibición de estancia en determinadas zonas (espacios sin ventilación, luz, condiciones climáticas extremas, balcones o terrazas -bajo criterio veterinario), sino que se indican de forma específica las tareas de limpieza, desinfección y desinsectación periódicas, manteniendo un óptimo estado de salubridad e higiene.

Aconseja la esterilización de animales para evitar abandonos, que los cachorros se mantengan con la madre hasta una alimentación independiente, la permanencia en el interior de la vivienda en horario nocturno cuando los ruidos sean continuos y excesivos. Y establece sanciones “cuando la perturbación sea continua o cuando suponga un perjuicio para la convivencia, previa comprobación de los agentes del a autoridad”. 

En los espacios públicos, los animales solo podrán ir sueltos en zonas delimitadas y señalizadas (la ordenanza establece un artículo específico con las normas de uso de los parques caninos). Queda prohibido que se bañen en piscinas públicas, fuentes o estanques, y que beban directamente de fuentes de agua potable para el consumo público. 

En relación con los animales potencialmente peligrosos, la ordenanza no solo incluye los requisitos para obtener una licencia de perro potencialmente peligroso, sino que detalla el procedimiento, añadiendo la identificación y registro de los animales de este tipo. 

Tras su aprobación en Pleno, el texto será expuesto de forma pública durante un periodo de 30 días, para la presentación de alegaciones. Entonces volverá al Pleno, donde será sometida a su aprobación definitiva. 

Deja un comentario

Top