El alcalde recupera su trabajo de enfermero a tiempo parcial y contribuye a la reducción de costes laborales para el Ayuntamiento

El alcalde recupera su trabajo de enfermero a tiempo parcial y contribuye a la reducción de costes laborales para el Ayuntamiento

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de La Zubia continúa aplicando medidas de ahorro en cargos políticos. El alcalde, Antonio Molina López, acaba de recuperar a tiempo parcial su profesión como enfermero en la Unidad de Neurocirugía del Hospital Virgen de las Nieves de Granada, reduciendo a la mitad los costes laborales para el Ayuntamiento. El nuevo equipo de gobierno de La Zubia ya ha favorecido un ahorro del 35,5% en costes de personal político, en relación con el gobierno anterior.

El alcalde se incorpora al Servicio Andaluz de Salud para trabajar a tiempo parcial, pero conserva sus tiempos de dedicación al Ayuntamiento de La Zubia, algo que es perfectamente legal y compatible. Los turnos del trabajo de enfermero le permiten atender las necesidades de la ciudadanía y, con una parte de la reducción de ese contrato, posibilita que se refuerce la Concejalía de Bienestar Social.

“En nuestra opinión, la política no ha de ser una profesión, sino una dedicación a servir a la comunidad, una dedicación voluntaria”, argumenta el alcalde. “Aunque somos conscientes de que hay que vivir, si exige una dedicación exclusiva tiene que haber una remuneración. En mi caso, puedo vivir de mi profesión y simultanear ambas dedicaciones”, añade.

Son las mismas motivaciones que hay detrás de la bajada de retribuciones por asistencia a Plenos y otros órganos colegiados, aprobada por el Ayuntamiento en la última sesión plenaria, por la que los concejales y las concejalas que no tienen dedicación exclusiva han visto reducidas las retribuciones a niveles de 2003. “Las indemnizaciones no pueden ser un sueldo encubierto. Quienes estamos aquí, lo hacemos por nuestra vocación de servicio público y echamos muchas horas, por lo que es comprensible algún tipo de compensación, pero debe ser lo más ajustado posible pensando en las necesidades de nuestra ciudadanía”, dijo entonces la concejala de Economía, Cristina Molina Reyes.

Previamente, en el Pleno de organización, en julio del año pasado, el nuevo equipo de gobierno destinó a sueldos de cargos políticos un 35,5% menos que el equipo anterior, cuyos integrantes sí eran profesionales de la política. En el gobierno actual, la mayor parte de los cargos trabajan en profesiones diversas -la concejala de Economía es matrona, la de Cultura es profesora de Música en Secundaria-, y solo hay tres cargos liberados, el alcalde y dos concejalas. Ahora, además, el alcalde reduce su contrato a la mitad.

Estas medidas han favorecido un descenso de la deuda municipal de 525.000 euros en solo un año, que el remanente de tesorería sea de casi cuatro millones de euros, y que el presupuesto municipal de 2015 haya tenido un superávit de más de un millón de euros.

Deja un comentario

Top